• http://ciso.cl/index.php/item/98-reflexiones-en-torno-a-la-educacion-superior-conversatorio-con-salvador-malo
  • Lanzamiento educación laica en Concepción
  • Banner-04
  • Banner-01

Las Ferias Libres: El resurgimiento de una expresión comercial, social y cultural chilena

La Corporación de Investigaciones Sociales (CISO) llevó a cabo un estudio respecto a la Ferias Libres existentes en Chile, sus principales problemas y sus formas de organización.

Basado en Catastro Nacional de Ferias Libres de SERCOTEC, diversas Ordenanzas municipales, el Proyecto de Ley de Ferias Libres y variadas entrevistas y libros en torno al tema en cuestión, se pudo constatar que las ferias son organizaciones de larga data en Chile, donde el 28% de las ferias tiene más de 50 años de funcionamiento, fluctuando su rango de antigüedad entre 1 y 116 años (no obstante que podrían existir antecedentes desde la época colonial), y que son las más grandes distribuidoras hortofrutícolas en Chile, donde el 49,6% de los puestos vende productos de origen vegetal, el 76% de los productos es de origen natural, y el 21% de los productos es de origen procesado (origen vegetal o animal). Asimismo, cerca de 2 millones de personas visitan las ferias en un fin de semana normal, sólo en Santiago.

Según el Catastro, en Chile existen 1.114 ferias libres, de las cuales, 373 se encuentran en el Gran Santiago (33.48%); el 85,2% de los puestos se encuentran en la vía pública, y el 4,3% en recintos municipales. Además, el número de puestos catastrados en el país (al 2015), es de 113.112, y existen en promedio 166 puestos por feria.

Los problemas más comunes en las ferias libres, según precisa el Catastro, son los siguientes: 1) Falta de infraestructura adecuada (20,5%); 2) Competencia de “coleros” o vendedores que sin pagar permiso municipal se instalan al final de la feria (16,2%); 3) Falta de baños (12,7%); 4) Desunión entre feriantes (10,1%); 5) Problemas con los inspectores (7,5%); 6) Falta de seguridad en la feria (5,4%); y 7) Problemas con el aseo y la limpieza (2,8%).

En cuanto a su organización sindical, el 68% de las ferias están organizadas en un sindicato (Aproximadamente un 60% de los sindicatos pertenecen a la ASOF y esta cifra debería aumentar), existiendo 682 organizaciones de feriantes en el país. En este sentido, en 1972 la Federación Nacional de Ferias Libres de Chile, cuyo rol principal era la defensa de la actividad económica y de su riqueza cultural. Sin embargo, ocurrido el golpe de Estado y la instauración de la dictadura cívico-militar, todas las organizaciones sociales y gremiales fueron intervenidas y desmanteladas, con dirigentes designados con escaso arraigo en las bases, lo que terminó por favorecer la extinción de la Federación en su cuerpo colegiado, y produciendo atomización de las ferias existentes.

A pesar de las dificultades y el profundo daño social que aquello generó, lentamente el tejido social se ha ido reconstruyendo, y en 1999 nace la Coordinadora Intercomunal de Ferias Libres, en 2001 nace la Asociación Chilena de Organizaciones de Ferias Libres (ASOF A.G.) y en 2013, nace la Confederación Gremial Nacional de Organizaciones de Ferias Libres, Persas y Afines (ASOF C.G.).

En Chile no existe un cuerpo normativo sistematizado y de rango legal que regule el funcionamiento de las ferias libres; sólo las Ordenanzas Municipales, la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades (Ley 18.695 de 2006), la Ley de Rentas Municipales y algunos dictámenes de la CGR. No obstante ello, En octubre de 2003, ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que establece un sistema de autorización y el régimen de administración de las ferias libres y los derechos de los comerciantes que ejercen sus actividades profesionales en ellas. A la fecha (casi 14 años) se encuentra en Primer Trámite Constitucional en la Cámara de Diputados, en la Comisión de Gobierno Interior. Este proyecto busca un marco regulatorio para el desarrollo, consolidación y modernización de las ferias libres, así como también, busca conciliar los derechos de los comerciantes con los espacios colectivos, darles mayor estabilidad en la entrega de concesiones, y reconocerles su calidad de microempresarios.


Propuestas
Es de suma importancia la reintegración de las ferias libres en torno a un cuerpo colegiado mancomunado, que permita la unidad del gremio en torno a sus intereses y problemáticas, una fluida comunicación con las autoridades de turno, y un trabajo conjunto en la forma de cómo mejorar la situación del rubro en todo el país, así como también, el importante rol que juega la ciudadanía en la definición de las políticas públicas que se generarán para mejorar las condiciones sociales, laborales, o de cualquier otra arista de nuestra sociedad.

Es así como se hace necesario que la Confederación Gremial Nacional logre convertirse en un actor importante que pueda encausar las necesidades de los trabajadores de ferias libres, para así poder elaborar propuestas de diversas índoles y en las más variadas áreas, que van por el camino tanto de solucionar los problemas cotidianos que poseen las ferias, así como también presentar propuestas legislativas o reglamentarias al poder político.

Por una parte, está la necesidad de pasar del Catastro Nacional de Ferias Libres de SERCOTEC, a un Registro Nacional de Ferias Libres, individualizadas de forma completa y suficiente, que servirá como fuente de datos para la Confederación y para terceros interesados, conociendo la realidad nacional del rubro. Y además, la ley debe generar diversos mecanismos de importantes incentivos para que, una vez realizada la concesión, todos (o la mayor cantidad) de trabajadores de ferias libres puedan sumarse a un sindicato, y que este sindicato tenga presencia ante la Confederación Gremial Nacional. De esta forma, el organismo se transformará en un ente representativo oficial de las ferias libres de todo el país ante cualquier autoridad.

También se sugiere la creación de una División administrativa (o bien, la ampliación de competencias y facultades de alguna División ya existente), con comunicación directa con el Gobierno Regional y el Gobierno Central, para así poder dar pronta solución, desde el Estado, a estas problemáticas comunes de las ferias libres en todo el país. La idea central de esta División es que, en un trabajo conjunto con la Municipalidad, las Ferias Libres, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec) y los demás agentes interesados, puedan simplificar la burocracia administrativa que pudiese suscitarse ante alguna solicitud o requerimiento de alguna feria en particular.

Para ver el documento, puedes hacer click aquí.

Todos los Derechos Reservados